Definición

Es un cáncer del tejido linfoide, que abarca los ganglios linfáticos, el bazo y otros órganos del sistema inmunitario.

Nombres alternativos

Linfoma linfocítico; Linfoma histiocítico; Linfoma linfoblástico; Cáncer no Hodgkin

Causas

Los glóbulos blancos, llamados linfocitos, se encuentran en los tejidos linfáticos y ayudan a prevenir infecciones. La mayoría de los linfomas comienzan en un tipo de glóbulos blancos llamados linfocitos B o células B.

Para la mayoría de los pacientes, la causa de este cáncer se desconoce. Sin embargo, los linfomas se pueden desarrollar en personas con sistemas inmunitarios debilitados. Por ejemplo, el riesgo de linfoma se incrementa después de un trasplante de órganos o en personas con infección por VIH.

Existen muchos tipos diferentes de linfomas no Hodgkin y se clasifican de acuerdo con la rapidez con que se propaga el cáncer.

  • El cáncer puede ser de grado bajo (crecimiento lento), grado intermedio o grado alto (crecimiento rápido). El tumor de Burkitt es un ejemplo de linfoma de grado alto. El linfoma folicular es un linfoma de grado bajo.
  • El cáncer se subclasifica además por la forma como lucen las células bajo el microscopio; por ejemplo, si hay ciertas proteínas o marcadores genéticos presentes.

De acuerdo con la Sociedad Estadounidense de Oncología (American Cancer Society), una persona tiene una probabilidad de 1 en 50 de desarrollar el linfoma no Hodgkin. Este linfoma afecta con mayor frecuencia a los adultos; sin embargo, los niños pueden padecer algunas formas de éste. Uno es más propenso a desarrollar el linfoma si ha tenido un trasplante de órganos o tiene un sistema inmunitario debilitado.

Este tipo de cáncer es ligeramente más común en hombres que en mujeres.

Síntomas

Los síntomas dependen del área del cuerpo que esté afectada por el cáncer y qué tan rápido esté creciendo éste.

Los síntomas pueden abarcar:

  • Sudores fríos (empapar los tendidos de cama y el pijama aunque la temperatura ambiente no esté demasiado alta)
  • Fiebre y escalofríos intermitentes
  • Picazón
  • Inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello, las axilas, la ingle u otras áreas
  • Pérdida de peso

Se puede presentar tos o dificultad para respirar si el cáncer afecta el timo o los ganglios linfáticos en el pecho, lo cual puede ejercer presión sobre la tráquea u otras vías respiratorias.

Algunos pacientes pueden presentar hinchazón o dolor abdominal, lo que puede llevar a inapetencia, estreñimiento, náuseas y vómitos.

Si el cáncer afecta las células en el cerebro, la persona puede presentar dolor de cabeza, problemas de concentración, cambios de personalidad o crisis epilépticas.

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico y revisará áreas del cuerpo con ganglios linfáticos para sentir si están inflamados.

La enfermedad se puede diagnosticar después de:

  • Una biopsia del tejido sospechoso, generalmente de ganglio linfático
  • Biopsia de médula ósea

Otros exámenes que se pueden hacer abarcan:

  • Examen de sangre para revisar niveles de proteínas, funcionamiento del hígado, funcionamiento del riñón y nivel de ácido úrico
  • Conteo sanguíneo completo (CSC)
  • Tomografías computarizadas del tórax, el abdomen y la pelvis
  • Gammagrafía con galio
  • TEP (tomografía por emisión de positrones)

Si los exámenes revelan que usted en realidad tiene cáncer, se harán exámenes adicionales para ver si éste se ha diseminado. Se denomina estadificación y ayuda a guiar un futuro tratamiento y seguimiento y le da a usted alguna idea de lo que puede esperar en el futuro.

Tratamiento

El tratamiento depende de:

  • El tipo de linfoma
  • El estadio del cáncer apenas se lo diagnostican
  • Su edad y salud general
  • Síntomas como pérdida de peso, sudores fríos y fiebre

Tratamientos comunes:

  • La radioterapia se puede utilizar para la enfermedad que está confinada a un área corporal.
  • La quimioterapia es el principal tipo de tratamiento. Casi siempre, se utilizan múltiples fármacos diferentes y combinados.
  • A menudo, se utiliza otro fármaco llamado rituximab (Rituxan) para tratar el linfoma no Hodgkin de células B.

En algunos casos, se puede usar la radioinmunoterapia, lo cual implica unir una sustancia radiactiva a un anticuerpo que esté dirigido a las células cancerosas, e inyectar la sustancia dentro del cuerpo.

Las personas con linfoma que reaparece después del tratamiento o que no responde a éste pueden recibir quimioterapia en dosis altas seguida de un autotrasplante de médula ósea (usando células madre de uno mismo).

Los tratamientos adicionales dependen de otros síntomas y pueden incluir:

  • Transfusión de hemoderivados, como plaquetas o glóbulos rojos.
  • Antibióticos para combatir la infección, sobre todo si se presenta fiebre.

Durante el tratamiento, usted y el equipo médico posiblemente deban manejar otras preocupaciones. Ver también:

Grupos de apoyo

El estrés causado por la enfermedad se puede aliviar al participar en un grupo de apoyo, cuyos miembros comparten experiencias y problemas en común.

Ver: grupos de apoyo para cáncer

Expectativas (pronóstico)

El linfoma no Hodgkin de bajo grado generalmente no se puede curar con quimioterapia sola. Sin embargo, la forma de bajo grado de este cáncer progresa lentamente y pueden pasar muchos años antes de que la enfermedad empeore o incluso requiera cualquier tratamiento.

La quimioterapia puede a menudo curar muchos tipos de linfoma de alto grado. Sin embargo, si el cáncer no responde a los fármacos quimioterapéuticos, la enfermedad puede causar la muerte rápidamente.

Posibles complicaciones

  • Anemia hemolítica autoinmunitaria
  • Infección
  • Efectos secundarios de los fármacos quimioterapéuticos

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si desarrolla síntomas de este trastorno.

Si usted tiene un linfoma no Hodgkin, llame al médico si experimenta fiebre persistente u otros signos de infección.

Figures

Referencias

Bierman PJ, Harris N, Armitage JO. Non-Hodgkin’s lymphoma. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011: chap 191.

National Comprehensive Cancer Network. National Comprehensive Cancer Network Clinical Practice Guidelines in Oncology: Non-Hodgkin’s Lymphomas. 2012. Version 1.2012.

Revision

Last reviewed 3/4/2012 by David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; Yi-Bin Chen, MD, Leukemia/Bone Marrow Transplant Program, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.
A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited. adam.com